¡Hola! Me llamo Víctor y soy bicirroja. ¿Por qué bicirroja? Aunque siempre he dibujado, dejé los lápices y los cambié por martillos, hierro y acero inoxidable, pero cuando retomé los estudios retomé también los lápices, y durante ese proceso de reciclaje que tuve me movía en una bicicleta roja (no te preocupes por ella, está más en forma que nunca).

Aquí vas a conocer mi recorrido y algunos de mis trabajos. Si quieres que hablemos, en Instagram me puedes encontrar como @bicirroja, o puedes escribirme a hola@bicirroja.com ¡Encantado de conocerte!

Estudié Ilustración en la Escuela de Arte Mateo Inurria de Córdoba y más tarde realicé un curso de diseño gráfico en Loca Academia de Creativos (también en Córdoba), donde cogí la base de diseño que necesitaba, y gracias a la cual conseguí mi primera experiencia «larga» en agencia de publicidad. Después me fui a Madrid a buscar trabajo y allí he estado tres años como diseñador/artefinalista en Eclypse, estudio de diseño gráfico en el que pude trabajar para un cliente de nivel nacional.

Illustrator, Photoshop e InDesign es mi equipo Adobe. Packaging, cartelería, branding, editorial, fotografía de producto, señalética, fotomontajes, preparación para soporte online y offline… Además de ilustración digital, o tradicional, porque también me gusta jugar con materiales y soportes, y trasladarlo a los diseños.

Desde que empecé a trabajar como diseñador e incluso antes, cuando era carpintero-metálico, he tratado directamente con los clientes. Gracias a esto, puedo decir que tengo mucha paciencia para trabajar también esa parte, y cuanto más conozco al cliente más me puedo adelantar a lo que va a querer. No es que sea adivino ni acierte siempre, pero si que tengo facilidad para tratar con la gente.

Y para terminar, en cuanto a clientes, el más llamativo hasta ahora ha sido El Corte Inglés. En Córdoba he podido trabajar para el Ayuntamiento, Jardín Botánico, Ciudad de los niños y la empresa municipal de aguas, comercios de barrio, inmobiliarias y hostelería.

Espero no haberme extendido demasiado, y que nos podamos conocer pronto. ¡Gracias!